Publicado el

Hechizo para no separarte de tu esposo

Visite también: hechizos de amor para que regrese

Consejos para una buen hechizo
La mirada es un arma de extrema importancia, pues es muy poderosa, nunca mire hacia atrás cuando termine de efectuar una simpatía, para no traer para usted lo que está enviando lejos de sí, para que surta efecto.

Nunca juegue en agua corriente lo que usted quiere que esté cerca de usted. Si desea mantener algo para sí mismo la simpatía debe ser fijada en la tierra, o dejada en potes en su trabajo o casa, usada como amuletos y patuás bien al cuerpo.

¡Manténgase observando las fases de la luna, ella es una guía para cualquiera que sea la simpatía! Y no dar atención al poder que ella posee es un error mínimo que hace la simpatía no realizarse de forma correcta.

Jamás quede repitiendo en todo momento la simpatía que pareció no funcionar. No siempre lo que deseamos es lo mejor para nosotros y su conciencia de ver esa debilidad y tratar de reconocer que el camino que usted está deseando para usted no está siendo una gran elección. Es la hora de parar y reflexionar sobre sus elecciones y actos.

Cuando esté haciendo el hechizo, haga sus peticiones de oración abiertamente y claramente, con mucha fe, mentalizando en el trabajo, y no quede esperar una fecha permanente para suceder. El tiempo de los orixás y las entidades es muy diferenciado del nuestro y no se cuenta con fechas o horas, entonces ni se conecta al reloj.

¡Cuidado con la envidia! No dejes que el ojo gordo venga a ti, por lo tanto, nunca cuente la simpatía que hizo para las otras personas.

Mejore y facilite los resultados de la simpatía que está planeando realizar. Si estás creando un trabajo para crecer en la vida personal y nunca salir de casa detrás de lo que anhela, la simpatía nunca va a poder ser real, no es verdad? Tenemos que hacer nuestra parte aquí en la tierra y en esa vida, para que los orixás y las entidades puedan ayudarnos y trabajar por nosotros y para nosotros.

hechizo para evitar el divorcio
De la misma manera que el mundo en que nos mantenemos vivos se modifica, la gente también cambia. Con certeza en el transcurso de una boda los dos cambiar. Lo que deben tener en mente es que ese cambio debe ser hecho por ambos, siempre llevada a una misma estrategia.

En caso contrario, la separación será certera. Para que esto no suceda en su matrimonio y que los dos consigan ser calmados en cuanto a esos cambios, apoyándose siempre mutuamente, nada como una simpatía enteramente indicada.

Un día, después de las 22:00 horas de la tercera noche de Luna Llena, prepare dos velas blancas, untelas con miel, escriba su nombre en una de ellas y el de su marido o esposa en la otra (siempre de la mecha hacia la base) a continuación, atar las dos juntas usando una línea roja de un carrete. Encender las velas y dejarlas quemando dentro de un plato blanco con azúcar.

Cuando se apaguen, juegue todo el contenido en agua corriente. Guarde este plato como recuerdo de su boda.